fachada edificio SATE aislamiento exterior para ahorro energético y limitación de humedades

Puente térmico y eficiencia energética: lo que debes conocer

Actualmente las normativas obligan a reducir la demanda energética de los edificios. Evitar un puente térmico es posiblemente la principal medida correctora para mejorar la clase energética de un edificio. En este artículo explicamos algunas medidas que ayuda a limitarlo, identificándolo en la construcción (en fachadas, tejados, ventanas, suelos o tabiques interiores, entre otros).

Un puente térmico es aquel punto de la envolvente de un edificio (fachadas, tejados…) en el que se transmite más fácilmente el calor, debido a la variación de una resistencia térmica. Es decir, se rompe la superficie aislante.

La norma EN ISO 10211 define puente térmico como aquella parte del cerramiento de un edificio donde la resistencia térmica, normalmente uniforme, cambia significativamente, produciéndose una pérdida energética.

¿Por qué se produce la pérdida energética en un puente térmico?

Se produce por muchas causas, pero principalmente por:

  • Una mala construcción de la vivienda, con pérdidas de calor, principalmente en forjados y pilares.
  • Una errónea selección de materiales, con combinación de materiales constructivos de diferente conductividad y/o espesores.
  • Surgen en la zona de unión de diferentes materiales, puertas, ventanas, balcones…

Zonas donde podemos detectar humedades, condensación de gases u olores generados por un puente térmico

Lo recomendable, si crees que tienes pérdidas de calor/frío, es que llames a un profesional para identificarlas.

Pero en una primera observación puedes de forma sencilla identificar potenciales patologías de puente térmico, si observas mohos, humedades, olores o gases condensados en:

  • Cajones de persianas empotrados
  • Hornacinas de los radiadores en paredes pegadas a muros exteriores
  • Tabiques interiores pegados a muros de fachada
  • Tejados y techos
  • Anclaje de aires acondicionados, toldos, barandillas…
  • Bajantes
  • Ventanas, principalmente si son de hierro o aluminio
  • Suelos de vivienda, en zonas pegadas a la fachada, si el canto del forjado atraviesa la fachada.
  • Pilares, vigas y forjados

En el caso de elementos estructurales como pilares, vigas, forjados… a veces la patología debe detectarse por profesionales y con tecnología apropiada, como termografía o Lásser Scanner.

Imagen termográfica de un edificio. Fuente: Wikipedia

¿Por qué en los edificios con estructuras metálicas o de hormigón es más frecuente un puente térmico?

Como decíamos, un puente térmico se produce en fachadas de edificios por el contacto de piezas estructurales con el exterior.

En estos casos, un edificio que tenga una estructura metálica o de hormigón, los pilares y las vigas es posible que hagan de puente térmico respecto al ladrillo o los bloques huecos de hormigón que toquen con un pilar o una viga; ya que el pilar o la viga transmiten mejor el calor, provocando una pérdida de energía y apareciendo un “punto frío” que puede provocar condensación.

¿Qué es una “rotura de puente térmico” en un cerramiento (puerta o ventana) de aluminio?

Para evitar la transmisión de calor; es decir, que se produzca un puente térmico, se usa lo que se denomina “rotura de puente térmico”.

Consiste en evitar que la cara interior y exterior tengan contacto entre sí, intercalando un mal conductor, con lo que se reducen las pérdidas de calor.

Las ventanas de aluminio suelen llevar una rotura de puente térmico, al incluirse entre los dos laminados de aluminio que llevan un perfil separador de plástico (poliamida), embuido en el propio perfil de aluminio. Se genera así la rotura del puente térmico y se consigue limitar la pérdida de calor, con el consiguiente ahorro de energía.

El cumplimiento del Código Técnico de la Edificación en España obliga a que los cerramientos de aluminio sean con rotura de puente térmico.

¿Cómo limitar un puente térmico y mejorar la clase energética de un edificio?

Antes de que se generalizase el aislamiento térmico de los edificios, los puentes térmicos representaban entre el 10 y el 20% de las pérdidas totales de calor. Más adelante, al cuidarse más el aislamiento, el porcentaje de pérdidas por los puentes aumentó notablemente en comparación con el resto de elementos. Quiere esto decir que, en nuestra opinión, no siempre se trabajan suficientemente los puentes térmicos en los sistemas de aislamientos.

Algunos organismos como el CENER (Centro Nacional de Energías Renovables), que depende del Ministerio de Fomento, plantean como la principal medida correctora para mejorar la clase energética de un edificio el tratamiento de los puentes térmicos mediante la instalación de un Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE).

Instalar un SATE es posiblemente la solución más efectiva para limitar la pérdida energética de los puentes térmicos, tanto en obra nueva como sobre todo en rehabilitaciones. Un ejemplo de SATE es la fotografía de portada de este artículo, que visualiza muy bien cómo ventilar y aislar una fachada.

Básicamente, se trata de instalar paneles aislantes de poliestireno expandido, o lana de roca, reforzados y protegidos con capas de mortero, malla… u otros materiales avanzados aislantes.

Si las humedades generadas por el puente térmico son menores, existen también pinturas aislantes que se pueden aplicar sobre la zona afectada.

En un edificio antiguo, eliminar completamente los problemas generados por puentes térmicos es bastante complicado, a no ser que se realice una rehabilitación estructural.

¿Tienes problemas de humedades? ¿Crees que pueden ser problemas de puente térmico? ¿Quieres mejorar la clase energética de tu edificio o vivienda? Contáctanos y un técnico de GRAUGO podrá estudiar la patología y aportarte soluciones a medida.

 

Fuentes consultadas para la elaboración de este artículo, de las que podrás obtener más información si la necesitas:

Fuente de la fotografía de portada: Wikipedia

También te interesa leer…

Si te interesa conocer más sobre edificación y reformas, te animamos a que leas también estos artículos:

¿En qué podemos ayudarte? Cuéntanos

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.