Rehabilitar casas antiguas: 7 Elementos críticos

Para rehabilitar casas antiguas se requiere una reforma integral que contemple un estudio previo con un arquitecto profesional, en la que se determine el estado de siete elementos críticos: Tejados, paredes, suelos, instalaciones, escaleras, distribución de habitaciones y fachada. En el artículo damos una visión general de los pasos a seguir.

Tejados: El refuerzo de vigas de madera en la rehabilitación de casas antiguas

Los tejados de casas antiguas, generalmente construidos con vigas de madera y cubiertas de cañizo, suelen ser una de las partes de la estructura más deterioradas, por lo que hay que prestarles especial atención.

Nosotros tenemos especial predilección por las vigas antiguas, nos gusta dejarlas vista, para que la vivienda siga conservando su esencia y su calidez, pero no sin antes reforzarlas y tratarlas.

Es importante verificar sobre todo el estado de las zonas ocultas de la estructura, especialmente las cabezas de vigas empotradas en los muros y, si vemos grietas o fisuras preocupantes, subsanar cualquier patología encontrada y reforzar.

Hay veces que las vigas originales están tan deterioradas que hay que sustituirlas. En este caso podemos optar por nuevas vigas de madera o elegir el hormigón u otro material de cubierta, en cuyo caso será necesario previamente hacer estudios previos para validar que la estructura de los muros puede soportar el aumento de peso que esto supondrá.

Una buena solución es rehabilitar con técnicas mixtas, mezclando materiales y sistemas pre y post-industriales.

Hay que darle al tejado el protagonismo que se merece, pues tiene una importancia considerable para el mantenimiento futuro de la construcción y su aislamiento térmico.

Muros y paredes: La piedra como gran protagonista

La piedra y el yeso suelen ser los materiales más utilizados en casas antiguas para estructuras de muros y paredes.

La tendencia más asentada, si estás haciendo una rehabilitación, es reparar la piedra y dejarla vista, dándole así un toque natural y rural a la vivienda. Para eso, tendrás primero que limpiarla y eliminar el yeso que habitualmente las cubre.

La patología más común en la piedra viene de las humedades; las filtraciones de agua procedentes del tejado o del suelo suelen ser frecuentes. Subsanar estas humedades es cuestión fundamental para la salud y seguridad de la vivienda.

En una casa antigua, es importante hacer catas. Si en la construcción hay grietas, muros y forjados abombados, algún pequeño desplome, humedades… las catas nos ayudarán a chequear el estado de la cimentación.

Si hay muros de carga, la regla número uno es que sigan soportando al menos una carga equivalente a la original, de esta forma nos aseguramos su estabilidad. También se tienen que sanear e impermeabilizar los muros soterrados.

En cuanto a la limpieza de la piedra, hay métodos profesionales que deben contemplarse también en el conjunto de trabajos de rehabilitación. Lo aconsejable es hacerlo de manera muy profesional para eliminar la suciedad más profunda y permitir que la piedra luzca en todo su potencial.

La otra opción, lógicamente, es tapar la piedra, ocultándola, jugando así con una estética más moderna y actual. O colocar revestimientos de paneles aligerados que cubran las paredes.

Si cuentas con un buen proyecto de interiorismo, seguramente se mantenga la piedra vista en los lugares de mayor potencia visual, combinando el resto de muros y paredes con otros revestimientos.

Nuestra opción en este tipo de construcciones antiguas suele ser conservar todos los elementos constructivos que se encuentran en buen estado o que admiten reparación, así como reciclar materiales que puedan servir para distintos usos.

Suelos: Recuperar y rehabilitar mosaicos hidráulicos en casas antiguas

Los mosaicos hidráulicos de las casas antiguas están de plena moda. Hay incluso empresas especializadas en su reparación, colocación, etc. Retiran manualmente una a una todas las baldosas, las someten a una limpieza profunda que respeta al máximo los colores y formas originales; reparan sus desperfectos y luego las colocan.

Si no quieres esto, te aconsejamos que en aquellas zonas de la casa donde puedas recuperar un suelo de mosaico en buenas condiciones, lo recuperes, puliéndolo y abrillantándolo de manera sencilla. Y el resto de suelos se pueden cubrir con materiales cerámicos actuales (hay tendencia en las imitaciones a madera), parquet, tarima, microcementos, etc.

En cualquier caso, y desde el punto de vista de la estructura, un trabajo a realizar casi seguro será la nivelación de toda la casa, pues es posible que con el paso del tiempo haya zonas más hundidas que otras, así como el refuerzo de las estructuras base.

Instalaciones: La renovación de sistema eléctrico y fontanería

 En una casa antigua nuestra sugerencia es que no te lo pienses: Cambia de raíz toda la instalación eléctrica y fontanería. Los avances en estas áreas son tales que prácticamente cualquier instalación con más de 50 años está completamente obsoleta.

La renovación de las instalaciones de agua y luz te permitirá grandes ahorros, a la vez que asegurarte la limitación de problemas futuros.

Cuando estamos haciendo una reforma integral de la casa es el momento idóneo para visualizar la ubicación de bajantes, montantes de agua, conductos de ventilación y climatización y, si fuera el caso, actuar sobre todos ellos.

Otra cosa es si quieres mantener, al estilo vitange, interruptores o enchufes antiguos, siempre asegurándote de su correcto funcionamiento.

Escaleras, deben cumplir la normativa vigente

Si es una casa con varios pisos, debemos hacer una prospección de la escalera y asegurarnos su perfecto estado, asegurando su estructura y validándola, pues debe cumplir la normativa vigente.

A nivel de estética, se pueden también sustituir y remodelar escalones, mosaicos hidráulicos, barandillas…

 

Distribución de la casa: La adaptación de espacios funcionales y cómodos

Una casa debe responder al estilo de vida de sus habitantes. Por ello, suele ser uno de los aspectos a trabajar más.

Hablamos no solo, por ejemplo, de la integración de cocina y comedor; sino de convertir habitaciones de servicio o cuadras en dormitorios para invitados, salas de estar o estudios de trabajo; de convertir cuartos de baño en espacios cómodos para la higiene y el descanso, con zonas de spa o similares.

Será necesario, en este punto, abrir mente y estudiar bien los espacios. Pues en algunos casos habrá que tirar tabiques para conseguir estancias más amplias y funcionales.

En nuestros proyectos, solemos huir de compartimentaciones excesivas, pues de esta forma ganamos en amplitud y luminosidad. También se aprovecha mejor la superficie disponible.

En todos los casos, nuestro consejo es que aprovechemos al máximo la luz natural y optemos por soluciones que sean lo más sostenibles posible.

Al respecto, no olvidemos cerramientos y optar por buenas impermeabilizaciones de puertas, ventanas, etc.

Una rehabilitación es una gran oportunidad para conseguir espacios nuevos y darle nuevos planteamientos a los existentes, desde instalar ventanas en el tejado, a tirar dobles muros e identificar espacios ocultos.

En cualquier caso, es importante que apliquemos el sentido común y equilibremos deseos, usos y presupuestos. Aunque no está mal que en algún espacio concreto te concedas un capricho, a lo largo del tiempo lo agradecerás, desde una bodega de vinos, a una habitación para juegos.

Fachadas, una envolvente térmica sostenible. Elemento crítico en la rehabilitación de casas antiguas

Una casa antigua renovada debe ser sostenible. Para ello, nuestra propuesta es que se incluya en la reforma el aislamiento térmico de la fachada, en toda la envolvente. Se suele utilizar para ello espuma proyectada y lana de roca.

Si la casa cuenta con patio interior, es aconsejable también un pavimento filtrante y estudiar cada detalle, pues el patio interior puede actuar como microclima, consiguiendo, gracias a recursos de ingeniería y arquitectura, un pequeño microclima que sea fresco en verano y cálido en invierno.

Además, los patios son el pulmón de estas casas, con sus plantas y su entrada de luz natural a habitaciones interiores. El objetivo que se debe conseguir es la integración de estancias. Lo interno y lo externo deben formar parte del mismo concepto de vivienda, enriqueciéndose y complementándose.

 

Profesionales de la reforma: Hacemos reformas integrales exclusivas

En GRAUGO somos expertos en rehabilitación y reformas integrales exclusivas. Puedes visitar nuestra sección de Proyectos y conocer algunas de nuestras actuaciones en Edificación.

Llámanos y coméntanos tu necesidad; estaremos encantados de aportarte nuestra propuesta. Luego tú decides.

 

También te interesa conocer

¿En qué podemos ayudarte? Cuéntanos

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.