Mantenimiento de instalaciones industriales para la prevención de riesgos laborales - GRAUGO

Mantenimiento de instalaciones industriales y riesgos laborales: Lo que debes saber

El mantenimiento de instalaciones industriales es necesario en el marco de las políticas de gestión de los riesgos laborales. En el artículo analizamos, desde la normativa que aplica, los puntos a tener presente. En este Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, conoce los elementos clave de un mantenimiento para evitar accidentes.

Hoy es el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Un día que se centra en fortalecer los sistemas nacionales de seguridad y salud en el trabajo (SST). Con motivo de este día, queremos resaltar la importancia de mantener las instalaciones industriales en buen estado para evitar riesgos laborales.

Mantenimiento de instalaciones industriales, ¿qué dice el Real Decreto 486/1997?

El Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

Este Real Decreto identifica los centros de trabajo, así como todos aquellos lugares donde los/as trabajadores/as deben permanece, o a los que puedan acceder en razón de su lugar de trabajo.

El cumplimiento de esta norma es la garantía de que una instalación industrial o lugar de trabajo es segura para el trabajador/a, siempre y cuando éste/a utilice las indicaciones facilitadas por la empresa en cuanto a su uso.

Para aquellos que estén en fase de diseño y construcción de una nave industrial u oficina, deben tener presente que en este R.D. se establecen las características constructivas mínimas que los lugares de trabajo deben tener, desde medidas y vías de evacuación en caso de incendios, hasta las dimensiones mínimas en función del número de trabajadores/as que estarán en cada una de las instancias y en el conjunto de la instalación.

No obstante, en este artículo nos vamos a centrar en las condiciones generales de los lugares de trabajo ya construidos, especialmente en los puntos siguientes:

  • Instalaciones
  • Condiciones constructivas y seguridad industrial
  • Espacios de trabajo
  • Iluminación y condiciones ambientales
  • Suelos
  • Aberturas, desniveles, barandillas, tabiques, puertas y portones
  • Rampas, escaleras…
  • Vías de circulación de personas y vehículos
  • Instalaciones eléctricas

Instalaciones: Mantenimiento y revisiones

La normativa de seguridad establece que:

Toda instalación deberá ser objeto de un mantenimiento, de unas revisiones y, en su caso, de unas inspecciones, con medios propios o mediante un servicio externo

También establece como en la evaluación de riesgos que se realice internamente, se incluirá el análisis de las instalaciones que puedan influir en la generación de éstos.

Los servicios de prevención, en coordinación con los departamentos afectados, deberán proponer acciones relativas al mantenimiento, revisiones o inspecciones, así como todas aquellas actuaciones referentes a la información o formación del trabajador/a usuario que pudieran derivarse de su uso.

Por último, existe obligación de registrar los resultados de los controles periódicos de las condiciones de trabajo, en las que se incluyen las instalaciones que forman parte del lugar de trabajo.

Las condiciones constructivas y seguridad industrial afectan al mantenimiento posterior de las instalaciones

De este tema ya hemos reflexionado más de una vez. Nuestro día a día nos señala su importancia. A veces, cuando se diseña una construcción industrial, no pensamos en su mantenimiento posterior y luego el acceso a techos, cubiertas u otros elementos de la construcción para su limpieza y mantenimiento es realmente complicado.

Por lo tanto, y acorde a lo que marca la legislación, tengamos en cuenta en el diseño de los elementos estructurales no solo su solidez y resistencia, sino también su sostenibilidad energética posterior, así como las condiciones de limpieza y mantenimiento preventivo periódico de techos, escaleras, cubiertas, cristaleras de fachadas, etc.

Mantenimiento de instalaciones industriales: Los espacios de trabajo

En este punto la normativa es muy clara y concreta las dimensiones mínimas de los lugares de trabajo, así como la separación de los elementos dentro de una estancia, zonas de espacios libres, etc.

Desde la perspectiva del mantenimiento, cuando realizamos informes técnicos lo que más identificamos en este punto es el tema de la señalética, porque las zonas de los lugares de trabajo donde exista riesgo de caída, de caída de objetos o de contacto o exposición a elementos agresivos deben estar claramente señalizadas.

A veces, la señalética original se deteriora y su mantenimiento es necesario para garantizar la seguridad en el trabajo.

Mantenimiento, orden y limpieza del lugar de trabajo: La importancia de los preventivos

La normativa insiste mucho en que las zonas de paso, salidas y vías de circulación de los lugares de trabajo y, en especial, las salidas y vías de circulación previstas para la evacuación en casos de emergencia, deberán permanecer libres de obstáculos, de forma que sea posible utilizarlas sin dificultades en todo momento.

Además de ahondar en pormenores de limpieza y desinfección de los lugares de trabajo, en los que no vamos a entrar en este artículo, sí que quisiéramos detenernos en un aspecto que debe ser revisado periódicamente, como son las instalaciones de ventilación, que deberán mantenerse en buen estado y funcionamiento y con un sistema de control que deberá identificar toda avería siempre que sea necesaria su subsanación por el bien de la salud de los trabajadores.

Iluminación y condiciones ambientales de los lugares de trabajo

Las condiciones ambientales están detalladas en la normativa, estableciéndose las medidas de temperaturas medias a mantener en oficinas o similares, así como la necesaria renovación mínima del aire de los locales de trabajo, tema éste que tiene que ver mucho con la construcción, pues afecta directamente a los sistemas de ventilación natural y/o artificial establecidos.

Nos queremos detener un poco más en el tema lumínico, pues en mantenimiento de instalaciones industriales la revisión y recambio de luminarias es una actividad muy frecuente.

Al respecto, la normativa señala como siempre que sea posible se facilitará iluminación natural, complementada si es necesario con iluminación artificial.

Hay unos mínimos de iluminación de los lugares de trabajo y en ellos nos basamos a la hora de desarrollar nuestros informes técnicos acreditados cuando evaluamos el estado de la luminaria existente en la instalación industrial que la que estamos auditando su mantenimiento preventivo.

Por descantado, también se mencionan y detallan las características de los alumbrados de emergencia o de las zonas donde existe un potencial peligro para el/a trabajador/a o terceros.

Mantenimiento industrial de instalaciones: Los Suelos

Los suelos de los locales de trabajo deberán ser fijos, estables y no resbaladizos, sin irregularidades ni pendientes peligrosas.

Teniendo en cuenta lo anterior,

Suelos: En un mantenimiento preventivo hay que vigilar el tema de los deslizamientos

Y, si los hubiera, aplicar soluciones que van desde la aplicación de recubrimientos con losetas antideslizantes, nuevos materiales o productos químicos de tratamiento al hormigón, por ejemplo, para conseguir acabados más rugosos, etc.

Es muy frecuente también, en plantas industriales, la reparación de pavimentos que del constante tráfico de personas y vehículos se van deteriorando, evitando así socavones y otros desperfectos que pueden dar lugar a caídas, torceduras de pies, etc.

Aberturas, desniveles, barandillas, tabiques, puertas y portones: Un constante en el mantenimiento industrial de instalaciones

Las aberturas o desniveles que supongan un riesgo de caída de personas se protegerán mediante barandillas u otros sistemas de protección de seguridad equivalente, que podrán tener partes móviles cuando sea necesario disponer de acceso a la abertura.

Deberán protegerse, en particular las aberturas de suelos, de paredes o tabiques o los lados abiertos de las escaleras y rampas. Por su parte, los lados cerrados de escaleras y rampas se recomienda que tengan pasamanos.

Es muy importante señalizar bien los tabiques transparentes, acristalados o traslúcidos, pues son un constante de accidentes.

Asimismo, deben estar fabricados con materiales seguros para evitar lesiones en caso de rotura.

En cuanto a puertas y portones, hay que revisar periódicamente el mantenimiento de las puertas y portones que son automáticas o correderas, vigilando que los sistemas de seguridad funcionen bien y no puedan salirse de carriles y caer, provocando accidentes indeseados.

Ventanas y vanos de iluminación: La seguridad de las aberturas y cierres

Cuando revisamos las ventanas y los vanos de iluminación en los mantenimientos preventivos que hacemos, nos aseguramos de que las operaciones de abertura, cierre, ajuste o fijación de las ventanas estén bien. Si están abiertos, hay que auditar que no puedan constituir un riesgo para los/as trabajadores/as.

Respecto a las ventanas y vanos de iluminación cenital, como decíamos, deben poder limpiarse sin riesgo para el personal de mantenimiento.

Las ventanas y vanos de iluminación cenital deben poder limpiarse sin riesgo para el personal de mantenimiento

Por eso, en ocasiones tenemos que gestionar con nuestro equipo de ejecución de proyectos de obra cambios para hacerlos más fáciles de limpiar, agilizando también los costes para ello.

Rampas, escaleras y escalas, también se contemplan en la normativa de seguridad laboral

Los pavimentos de las rampas, escaleras y plataformas de trabajo deben ser de materiales no resbaladizos o disponer de elementos antideslizantes.

Esto es motivo frecuente de intervención de nuestro equipo de mantenimiento constructivo de instalaciones industriales.

Y lo mismo nos pasa con las pendientes máximas establecidas de rampas; intersticios y anchos de escaleras o plataformas con pavimentos perforados…

Muchas veces los responsables de riesgos laborales de las empresas nos llaman para reparar estos elementos constructivos, ya que de origen no se han hecho atendiendo a las normas de seguridad laboral establecidas.

Vías de circulación: Por qué son objeto frecuente del mantenimiento preventivo industrial

El Real Decreto 486/1997 detalla la anchura mínima y las características de las vías de circulación de los lugares de trabajo. Detalla tanto aquellas situadas en el exterior de los edificios y locales, como aquellas otras que están en el interior de los mismos, incluidas las puertas, pasillos, muelles de carga…

Al respecto, hay que tener en cuenta que el número, situación, dimensiones y condiciones constructivas de las vías de circulación de personas o de materiales deberán adecuarse al número potencial de usuarios y a las características de la actividad y del lugar de trabajo.

Las vías por las que puedan circular medios de transporte y peatones deberán permitir su paso simultáneo con una separación de seguridad suficiente.

Por su parte, las vías de circulación destinadas a vehículos deberán pasar a una distancia suficiente de las puertas, portones, zonas de circulación de peatones, pasillos y escaleras.

Es importante saber que, según la normativa, las vías de circulación de vehículos no deberán pasar cerca de elementos tales como pilares, estanterías de almacenamiento, etc. que puedan desplomarse si el vehículo choca contra ellos, a menos que el objeto esté debidamente protegido por barreras u otra protección adecuada.

Los muelles de carga deberán tener al menos una salida, o una en cada extremo cuando tengan gran longitud y sea técnicamente posible.

Siempre que sea necesario para garantizar la seguridad de los trabajadores, el trazado de las vías de circulación deberá estar claramente señalizado.

Hay un importante número de trabajos que realizamos en mantenimiento industrial relacionado con vías de circulación en los exteriores de las instalaciones. Aquí, nuestra experiencia demostrable en obra civil y la gestión del mantenimiento de autopistas y autovías aporta un plus diferencial muy valorado por nuestros clientes.

Mantenimiento de Instalaciones industriales: la revisión de los sistemas eléctricos

La normativa señala la importancia de la revisión periódica de instalaciones eléctricas de los lugares de trabajo. Identifica que esta revisión deberá ajustarse a lo dispuesto en su normativa específica.

Por eso, en nuestro equipo contamos con profesionales especializados que si se requiere se incluyen en el mantenimiento preventivo que realizamos.

 

En este Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el Trabajo es importante resaltar la importancia de los mantenimientos preventivos de instalaciones.

Esperamos que este artículo ayude a los responsables de riesgos laborales de las empresas a tomar conciencia. También nos gustaría que estos profesionales conozcan que tienen en GRAUGO un aliado para realizar su trabajo.

Si quieren conocernos más, les animamos a que visiten la página de GRAUGO o nos llamen. También pueden seguirnos en LinkedIn.

¿En qué podemos ayudarte? Cuéntanos

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.